Envío gratis con pedido superior a 70€ (Excepto voluminosos)
Los mil y un usos del Kayak

Como gran amante del mar y de los deportes náuticos que soy me he propuesto comprarme mi primer kayak. Como bien se puede ver en Nauticmar existe una amplia variedad de modelos de kayak y en función del uso que le vaya a dar me decantaré por uno u otro modelo.

Por eso he decidido desarrollar una lista con los mil y un usos de un kayak, titulo algo literario pero seguro que os cuento alguna utilidad en la que ni remotamente habías pensado.

Hacer deporte

Al realizar kayak activamos gran parte de la musculatura de nuestro cuerpo, desde los dorsales, pasando por la espalda, hasta el deltoides. Con cada remada hacemos trabajar nuestros bíceps, tríceps y también nuestro pecho, si olvidarnos del abdomen y los oblicuos, muy responsable de nuestro rendimiento en el agua. Con cada remada todas estas partes del cuerpo se ponen en funcionamiento haciéndolo trabajar con excelentes resultados.

Si este ejercicio lo hacemos de forma constante y periódica, igual que muchos acuden al gimnasio o salen a correr, estaremos manteniendo un entrenamiento casi total de nuestro cuerpo. Las piernas quedan un poco abandonadas, pero antes de empezar y a modo de calentamiento se pueden realizar unas carreritas por la playa, y listo, voy trabajando mi cuerpo y disfrutando de una actividad al aire libre.

Así que me puedo comprar un kayak para entrenar mi cuerpo, ponerme “cachas”.

Competir

Esta claro que millonario como un futbolista o seguidores como un surfista no se consigue compitiendo en kayak, pero ya que voy a ejercitar mi cuerpo, y me voy a poner cachas, también puedo plantearme en formar parte de algún equipo de piragüismo.

Para ello hay que entrenar muy duro, está claro, y sé que apenas voy a tener un rendimiento económico que me permita vivir de mi gran afición pero, quién sabe, puedo llegar a ser un Saul Craviotto, cuyo esfuerzo se ha visto recompensado, además de en Masterchef, siendo doble campeón olímpico, en Pekín 20081​ y Río de Janeiro 2016,​ y tres veces campeón del mundo, en 2009, 2010 y 2011. Además de por su oro, de su participación, tres Juegos Olímpicos de Verano, también ganó la plata en Londres 2012 y bronce en Río de Janeiro 2016. Y ha ganado 7 medallas en el Campeonato Mundial de Piragüismo entre los años 2007 y 2014, 4 medallas en el Campeonato Europeo de Piragüismo entre los años 2008 y 2010. Ahora mismo ya está concentrado con la Selección Española para el I Campeonato del Mundo 2018 que se celebra ahora en mayo en Hungría con la participación de 60 países.

Con ese palmarés, y con ese físico a base de entrenamiento, digo yo que ligar no es su problema, verda

Realizar travesías

A lo mejor lo de entrar a formar parte del equipo olímpico no está tan a mi alcance, pero me puedo plantear sacar mi kayak para realizar travesías.

Al vivir en una zona costera en un mar como el Mediterráneo cuyas aguas no son tan bravas como en el Cantábrico, y tras haberme entrenado, recordad que en mi pensamiento ha estado lo de formar parte de la Selección, será sencillo ir de un puerto a otro, remando. Comenzaré desde el Club Náutico de Alicante al Club Náutico Costa Blanca, en la Albufereta, pocas millas les separa y puedo ir costeando sin problema.

Con más práctica, y sobre todo más tiempo, puedo plantearme recorrer de sur a norte la provincia de Alicante, colocando en mi kayak todo lo necesario para este tipo de travesías con mis bolsas estancas y avituallamiento suficiente para no morir en el intento. Y una vez que haya cogido práctica y esté a la altura de Denia, zass, travesía al canto y me planto en Ibiza. Claro que para ello tal vez necesite alguna embarcación de apoyo al estilo David Meca para llegar a las Pitiusas.

Que conste que Sarah Outen ya lo ha realizado, ha sido la primera mujer en recorrer 40.233 kilómetros en 1677 días en kayak y bicicleta. Tuvo que ser socorrida por una tormenta tropical y por un huracán, pero consiguió su propósito. Pues, yo también.

Pescar en kayak

Existen muchas modalidades de pesca, y pescar desde un kayak, es un estilo de pesca con muchos años de antigüedad que ya practicaban tribus desde Oceanía hasta lo mas profundo del Amazonas. Pescar en kayak te permite desplazarte con cierta facilidad por el agua, buscar aguas donde los pescados abunden, tirar la caña y lograr estupendos ejemplares.

Además, hay kayaks que se preparan, casi profesionalmente, para colocar las cañas en popa, y con los aparejos apropiados, puedes pescar hasta al curricán, con los buenos resultados que esta modalidad ofrece.

Ya me veo, en mi travesía por el mundo, con mis cañas en popa, pescando, navegando, y yendo donde me lleve el mar…

Incluso, me podría plantear profesionalizarme y crear una empresa de pescados al curricán en kayak para ganarme la vida. Total viviendo en mi kayak, comiendo de lo que me da el mar, me ahorro en vivienda, luz, agua, internet….

Lo sé, esto de buscar argumentos para comprarme un kayak se me está yendo de las manos

Poner en práctica las diferentes posturas del Kama Sutra

El Kama Sutra es un antiguo texto hindú que trata sobre el comportamiento sexual humano. Aunque con el paso del tiempo, más de 1500 años, ha sufrido varias adaptaciones, en sus 36 capítulos, con 7 temáticas diferentes, se desarrollan 64 “artes amatorias”.

Está claro que si quiero repasar las 64 posturas del Kama Sutra necesitaré un kayak doble, como poco. El pájaro misionero, la vuelta a casa, el puente de madera, el barco de vela…

Este uso lo desarrollaré en la intimidad porque ya veo en la parte superior derecha los dos rombos de “para mayores de 18 años”, pero decidme que no molaría escribir un post, reseña, diario o lo que sea sobre “Así son las 64 posturas del Kama Sutra en un kayak”.

Utilidades no le faltan a un kayak, ni argumentos para comprarme uno, pero si queréis que os diga la verdad y una vez realizado este repaso, exagerando un poco con “los mil y un usos de un kayak”, creo que me quedo con la utilidad más sencilla y que más me llena. Me voy a comprar un kayak por el mero placer de disfrutar de la inmensidad del mar, a mi ritmo, dejándome llevar por el vaivén de las olas y por la fuerza de mi remada.

Product added to wishlist
Product added to compare.

Acepto las condiciones generales y la política de confidencialidad