Destinos de Deportes de invierno 2 - NAUTICMAR, S.L.

Destinos de Deportes de invierno 2

En: Noticias En:

¿Todo preparado para seguir viajando? Pues preparad las maletas para largas estancias porque, tras visitar Sierra Nevada, los Alpes y Nueva York en nuestro anterior post, Destinos de Deportes de Invierno , hoy cruzamos el charco y vamos a estar unos cuantos días en el continente americano disfrutando de otros deportes de invierno.

Hockey sobre hielo

Sus inicios se establecen en Canadá a finales del siglo XIX y se diferencia de resto de variantes de hockey en que es un deporte muy físico, incluso violento. Los jugadores pueden realizar cargas con el cuerpo sobre el rival para tratar de arrebatarle el control del disco, llegándose a montar auténticas peleas. No es de extrañar que vayan equipados con toda clase de protecciones. El hecho de que toda acción suceda en pista de hielo con fricción mínima por parte del disco y de los patines, lo convierten en uno de los juegos más rápidos. Básicamente consiste en anotar, con un bastón largo, el disco de caucho en la portería del rival.

Además de en Canadá, donde es su deporte nacional, es un deporte muy popular en Estados Unidos, Suecia, Finlandia, Europa Central y Rusia, e incluso está considerado como la principal variante de hockey en países del hemisferio norte con climas fríos.

Fue uno de los deportes que compitieron en las primeras Olimpiadas de inviernos celebradas en 1924 en la ciudad francesa de Chamonix.

En honor a la primera competición oficial de este deporte en 1875, vamos a preparar nuestra maleta para conocer Montreal, la segunda ciudad más poblada del país y la más importante de la provincia de Quebec.

En Montreal podemos comprobar cómo se puede fusionar a la perfección la tradición colonial francesa con la realidad de una gran urbe norteamericana.

La herencia colonial francesa, tan importante en la ciudad, se refleja principalmente en el Vieux Montreal, la parte histórica de la ciudad y uno de los principales puntos turísticos que ver en Montreal. Está situado en el sureste de la ciudad, en la orilla del río Saint Laurent, y sus principales atractivos son sus calles estrechas y adoquinadas y sus edificios con fachada de piedra gris.

El nombre de la ciudad viene de la colina situada en el centro de la ciudad, Mont Royal, cuyas laderas están ocupadas por parques y zonas verdes para convertirlo en un auténtico parque urbano.

Además de otros barrios como Plateau Mont Royal, con sus tradicionales casas bajas con escaleras de hierro retorcido en el exterior, el animado Boulevard Saint Laurent o La Rue Sainte Catherine, la calle de referencia, de la ciudad, si visitamos Montreal no podemos perdernos ni la zona olímpica ni el estadio Bell Arena, donde juega los Montral Canadiens, el equipo de hockey sobre hielo.  La ciudad está completamente entregada y si visitas Montreal entre octubre y primavera, podrás realizar Paddle sup en sus aguas y por supuesto, completar el espectáculo deportivo de un partido de la NHL, la liga profesional de hockey en la que compiten equipos de Estados Unidos y Canadá.

Mushing

No abandonamos el continente americano, y también en su zona norte pero perteneciendo al vecino EEUU, nos vamos a desplazar hasta Alaska para conocer y practicar el Mushing, carreras de trineos tirados por perros. Aunque es considerado un deporte de competición, sus inicios se centraron en una forma de transporte caracterizada por el uso de perros de tiro y esquís, que servía para desplazarse con rapidez por superficies nevadas.

El Mushing es uno de los deportes más completos que existen. Además del ejercicio físico, enriquece a la persona, acercando al hombre a la naturaleza pura y compartiéndolo con los animales que le acompañan en la travesía.

Como deporte, su origen se sitúa en la segunda década del siglo XX, cuando fue necesario recorrer 1.600 kilómetros para proporcionar avituallamiento de medicinas y víveres a la ciudad de Nome. Desde entonces se celebra la conocida prueba Iditarod, que año tras año en el mes de marzo repite la misma dura travesía entre Nome y Anchorage.

Está claro que para practicar este deporte el destino es Alaska, el estado más “blanco”, de EE.UU. Una alternativa es visitar la ciudad de Anchorage a la salida de la mítica carrera, pero si el frío polar de marzo os acobarda, siempre podéis aprovechar la época de los cruceros por Alaska, a partir del mes de mayo y durante los meses de verano. Hay varias alternativas, pero la más popular es embarcar en el puerto de Seattle y ascender por el Océano Pacífico hacia el norte visitando ciudades tan emblemáticas de Alaska como Juneau, la capital del estado. Su principal atractivo son los vuelos en helicóptero sobre los glaciares, aterrizar en uno para hacer un trekking de una a tres horas, y, por supuesto, practicar Mushing sobre el glaciar nevado con un panorama impresionante.

Otra parada obligatoria es Ketchikan, famosa por los Fiordos de Misty, y Skagway, una de las ciudades que nació con motivo de la fiebre del oro en el Yukon, y que todavía conserva las casas y burdeles de colores típicos de la época.

Un viaje sin duda inolvidable.

Bobsleigh

Para aquellos que buscan adrenalina es estado puro, el bobsleigh es su deporte. Consiste en precipitarse por una pista helada a gran velocidad (más de 120 kilómetros hora) tumbado en un pequeño trineo, en el menor tiempo posible. A diferencia de otras modalidades del descenso de trineo, en el bobsleigh lleva dos pares de esquís, uno delante y otro detrás. El trineo tiene dirección, freno y patín, y lo pilotan varios deportistas, según la modalidad. Los de delante dirigen el trineo con un manillar, y los de detrás utilizan los frenos. Los atletas salen empujando el trineo, y se suben en él ya en marcha.

El primer club de bobsleigh del mundo se fundó en 1897 en St. Moritz, Suiza y desde ahí se difundió a otras partes de Europa. Aunque no fue hasta 1914 cuando se comenzaron a realizar las primeras competiciones oficiales. Su incursión en las Olimpiadas de Invierno fue también en 1924, en la modalidad de equipo de cuatro, aumentando las modalidades en sucesivas olimpiadas.

Seguro que muchos de vosotros al pensar en este deporte os vienen a la cabeza Jamaica, que es el destino que vamos a proponer. ¿Cómo puede ser si Jamaica es una isla tropical en medio del Caribe? Porque este país tuvo la osadía de competir en los Juegos Olímpicos de 1988 que se celebraron en Calgary, Canadá, tras el empeño de un grupo de estadounidenses que estaban de vacaciones en el Caribe. Al contemplar cómo allí, en Jamaica, existía una competición de trineos sobre tierra muy popular que les recordó vagamente al bobsleigh, se les ocurrió la peregrina idea de preparar un equipo de jamaicanos para competir. Pese a no quedar en muy buen lugar fue tal la atracción que causaron que la poderosa Disney quiso plasmar su historia en una película, "Elegidos para el triunfo". Durante estos años Jamaica ha seguido participando en competiciones de bobsleigh de forma habitual y con resultados bastante aceptables.

Y por eso, abandonamos las frías tierras nevadas para visitar el país que vio nacer al mítico Bob Marley y comprobar cómo se practica bobsleigh en Jamaica. En cualquier caso, si no encontramos pistas a nuestra disposición, el viaje no habrá sido en balde, ya que en sus aguas podemos aprovechar para realizar los deportes náuticos que más nos gustan.

Ya sabéis que si os faltan ideas para encontrar vuestro próximos destinos, siempre puedes buscar en nuestro blog  propuestas diferentes porque, además de ser expertos en deportes náuticos, sentimos verdadera pasión por la sana afición de viajar.

Comentarios

Deja un comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre